Company Name
Servicios
-Mutuo Interes y garantia hipotecaria::



El contrato de mutuo es el de préstamo de dinero. Cuando se presta dinero, se suele cobrar una determinada tasa de interés (ejemplo, 15% anual, 2% mensual, etc.). Se suele decir que el interés es el precio del dinero. Un sujeto (mutuante) presta a otro (mutuario) determinada cantidad de dinero, que deberá devolver en un determinado tiempo, también pactado.


Al término del período, el mutuario deberá devolver al mutuante el capital prestado con más otra suma, que es el interés. Podrá devolverlo en cuotas (compuestas de capital o interés) o todo junto al final del período. Eso depende de cómo se haya hecho el contrato. El mutuario tiene una obligación en relación al mutuante. Es usual en el mundo jurídico tratar de asegurar el cumplimiento de una obligación. Para eso se prevén garantías, que pueden ser personales o reales. Son personales si se constituyen contractualmente, creando una obligación adicional a cargo de otro sujeto para asegurar el cumplimiento de la obligación.


Es un mecanismo de protección en favor del acreedor.


Ejemplo de garantía personal sería la fianza, que es un contrato accesorio, por el cual si una persona (deudor principal) incumple una obligación, el que deberá responder es otro sujeto, llamado fiador, que se comprometió a hacer frente a esa obligación en caso de que el deudor principal la incumpliera.


Las garantías reales son aquellas que recaen sobre un bien determinado. Los ejemplos típicos son la hipoteca y la prenda.


Estas garantías reales acceden a una obligación. Si el deudor no cumple, el acreedor podrá ejecutar el bien asiento de la garantía (un inmueble en la hipoteca, un bien mueble, generalmente registrable, en la prenda).


El contrato al que referís mutuo con interés y garantía hipotecaria es típico de los bancos cuando dan créditos para compra de bienes inmuebles. Vos vas al banco y le decís que querrás comprar un inmueble y le decís el destino (vivienda, comercial, industrial, etc.) y que para eso necesitas un crédito.


Ellos hacen tu estudio de ingresos, bienes, etc., posibilidades de pago, y supongamos que aprueban tu solicitud y te dan el crédito. Si eso pasa, te van a cobrar una tasa de interés (que te la van a informar antes, en la etapa de la negociación) y además, van a garantizar el cumplimiento de la obligación con una garantía hipotecaria.


Es decir que van a constituir una hipoteca a favor del banco prestamista y el bien sobre el que va a recaer la hipoteca es el inmueble que compraste.
Lic. Enrique Jimenez Lemus
TITULAR
NOTARÍA PÚBLICA